para qué es importante y qué alimentos la contienen


La vitamina B1, también conocida como tiamina, pertenece al grupo de las vitaminas hidrosolubles, es decir, se disuelven en agua y no pueden hacerlo en alcohol. Este tipo de vitaminas participan en muchas reacciones químicas del cuerpo.

Como todas las vitaminas, la B1 ayuda al organismo a aprovechar los nutrientes de los alimentos que ingerimos. Esta en concreto se encarga de desintegrar los hidratos de carbono, fomenta la producción de energía necesaria para el funcionamiento de los nervios, músculos y corazón. La tiamina es importante para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo. Además, participa en el transporte de sodio.

La tiamina al ser una vitamina hidrosoluble pasa al agua de cocción durante el tratamiento culinario y esto enriquece el caldo, así que, para consumir más cantidad de esta vitamina, se recomienda no escurrir los platos.

Descubrimiento de la tiamina

Esta vitamina fue descubierta en 1910 por el científico japonés Umetaro Suzuki mientras investigaba cómo el salvado de arroz curaba a los enfermos de beri-beri, una enfermedad que da fatiga intensa y una lentitud de movimientos inusual en las personas. Suzuki lo denominó ácido abérico, pero no determinó su composición química. No fue hasta 1935 que se descubrió esta, gracias a Robert R. Williams.

Dónde encontrar tiamina

Los siguientes alimentos son fuente de vitamina B1: vísceras, carne (más en la de cerdo). Cereales integrales (en los refinados se quedan muy pocas cantidades), germen de trigo, arroz, pan, legumbres, pastas, frutos secos, patatas y huevos. Algunos pescados como la trucha o el atún de aleta azul; levadura de cerveza y también la carne magra.

Problemas por deficiencia de tiamina

La deficiencia de este tipo de vitamina produce unas patologías poco conocidas en los países desarrollados, como el beri-beri (patología mencionada anteriormente y que produce una fatiga excesiva), trastornos neuropsicóticos e insuficiencia cardíaca. El déficit de la tiamina también puede producirse en el alcoholismo crónico, pues el alcohol además de no aportar nutrientes aumenta la excreción urinaria de tiamina.

Además, la falta de consumo de tiamina provoca anomalías en el metabolismo y puede producir diarrea, dilatación cardíaca y pérdida de peso. La tiamina es la vitamina del grupo B más sensible, lo que quiere decir que se altera e inactiva con gran facilidad.

La infesta recomendada de tiamina al día es la siguiente: para niños de 1 a 3 años 0,5 mgc; niños de 4 a 8 años: 0,6 mcg; de los 8 a los 13 años: 0,9 mcg; de 14 a 18 años 1,21 mcg; mayores de 18 años 1,52 mcg y embarazadas y lactantes: 1,4 mcg.

Ver los
comentarios

Las cerezas, la golosina saludable que ayuda a dormir mejor

S. P.

Batido de melocotón: la receta original que conquista cualquier paladar

Chef Bosquet

Bebidas vegetales: todo lo que necesitas saber sobre ellas

Nutrición

Melissa González

Berenjenas rellenas sin horno: la versión veraniega de un clásico

Chef Bosquet

Tacos fit de garbanzos especiados, la receta ligera para combatir el calor

R. A.

Picoteo sano que sorprende: cómo preparar un Baba Ganoush o paté de berenjenas

Chef Bosquet

Comentario

Principal productora de Eventos Deportivos de Alto Performance.

Contactos

© 2022 Tachira Eventos. All Rights Reserved. Made by EMC - Somos Conexión