¿Por qué las naciones africanas y China están cooperando en el espacio?



China y las naciones africanas están aumentando su colaboración en el terreno espacial para desarrollar sus propios proyectos, dicen los analistas.

Incluso los astronautas chinos, también llamados taikonautas, tendrán un papel en la diplomacia espacial durante una misión de seis meses en la estación espacial de Tiangong, actualmente en construcción.

La semana pasada, tres taikonautas conversaron con estudiantes de países africanos por un enlace de video en un evento organizado por la Misión de China a la Unión Africana (UA).

“Este evento es una reflexión de la actual colaboración entre China y los países africanos. La industria espacial en África está creciendo aceleradamente, de ahí que países y regiones como China, Rusia, Europa y EEUU están comenzando a competir por una participación”, dijo a la Voz de América Temidayo Oniosun, un científico espacial nigeriano y director del sitio web Space in Africa.

Durante el intercambio, un joven etíope quería saber qué comen los astronautas en el espacio y cómo se asean. Un estudiante somalí se interesó por el futuro del turismo espacial, y una estudiante de Egipto preguntó si es difícil para las mujeres convertirse en astronautas.

Los tres taikonautas respondieron a las preguntas en detalle, mostraron la comida que consumen en órbita -como pudines de arroz, maíz salteado con piñones y carne en salsa de pimienta negra- y explicaron que, a causa de la ingravidez, es imposible ducharse en el espacio.

El evento no fue solamente una muestra del poder no armamentista de Beijing, sino también indica la importancia que le está dando China al papel que puede jugar África en la carrera espacial global, dijeron los expertos.

Los intereses de China en África

“Estos acercamientos no son necesariamente porque China y el resto están ayudando a África, sino porque obtienen capital económico, social y cultural a cambio”, dijo Oniosun.

China marcha segundo después de Estados Unidos en la cantidad de satélites que controla.

Un estudio de 2020 de la Facultad Johns Hopkins para Estudios Internacionales Avanzados mencionó cómo “el establecimiento de redes sensoriales de satélites” en África permite a China “respaldar la integración logística de sus socios de la Iniciativa de la Franja y la Ruta como una de los caminos para la cooperación en el espacio.

En sus palabras durante el evento en Addis Abeba la semana pasada, el jefe de la misión china en la Unión Africana, Hu Changchun, dijo que el espacio es una parte importante de la Iniciativa de la Franja y la Ruta del presidente Xi Jinping, que está construyendo rápidamente infraestructura en los países en desarrollo.

“El pueblo africano está determinado a explorar el espacio. En los últimos años, bajo la guía de la Iniciativa de la Franja y la Ruta … la cooperación espacial se ha destacado”, dijo Hu.

Agregó que han tenido “resultados fructíferos de lanzamientos de satélites, infraestructura espacial e intercambio de recursos satelitales”.

“También hemos suministrado entrenamiento de alta calidad para los investigadores africanos”, señaló.

Los intereses de África en el espacio

Oniosun explicó que la economía espacial africana en 2021 fue valorada en 19.490 millones de dólares y se pronostica que crecerá en alrededor de un 16% en los próximos cuatro años.

Sin embargo, hasta 2022, solo 13 países africanos tienen 48 satélites, seis de ellos construidos por China y uno por EEUU, mientras los expertos dicen que las comunicaciones satelitales son esenciales para cerrar la brecha de conectividad con el continente.

China lanzó el primer satélite de comunicaciones de Nigeria en 2007, y en 2011 el segundo. Beijing lanzó también el primer satélite de comunicaciones de Argelia en 2017. En 2018, Túnez se convirtió en el sitio de la primera estación receptora fuera de China con su Sistema de Navegación Satelital Beidou, dicen los analistas.

China ayudó a Etiopía y Sudán a lanzar sus primeros satélites en 2019.

Más de 20 países africanos tienen actualmente programas espaciales y el evento de astronautas entre China y la UA estuvo dirigido a generar entusiasmo entre los jóvenes africanos y rechazar la idea “en África de que el espacio es una especie de lujo o una empresa excesiva”, dijo a la VOA Julie Klinger, profesora asistente de la Universidad de Delaware.

De hecho, las naciones africanas no están interesadas en competir en una carrera espacial controversial, añadió, y su prioridad no son las aplicaciones militares o incluso los viajes tripulados.

Están más interesados en “desarrollar capacidades espaciales que les ayuden en cuestiones de desarrollo socioeconómico”, con el cambio climático, el monitoreo ambiental y la administración de desastres como partes importantes de su colaboración espacial con China, dijo Klinger.

Aunque China ha intensificado su colaboración internacional sobre el espacio desde el inicio de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, según Klinger tiene que entrar en procesos de licitación competitiva a la hora de forjar contratos de tecnología con los gobiernos africanos.

“En realidad no siempre ganan, la mayoría de la actividad satelital en África está financiada por los gobiernos africanos”, y la mayoría de los contratos van a Francia, China después y Estados Unidos en un cuarto lugar muy distante.

Independientemente de a quiénes se asocien las naciones africanas, los estudiantes que participaron en la sesión de preguntas y respuestas con los taikonautas se convirtieron en algunos de los más jóvenes diplomáticos espaciales que representan a sus países y algún día, quizás, lleguen a ser astronautas.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.



Comentario

Principal productora de Eventos Deportivos de Alto Performance.

Contactos

© 2022 Tachira Eventos. All Rights Reserved. Made by EMC - Somos Conexión