Bromell gana el primer gran duelo del año de la velocidad



El estadounidense Trayvon Bromell se apuntó el primer duelo en la batalla por convertirse en el rey de la velocidad en los Mundiales que de disputarán el próximo mes de julio en Oregón (Estados Unidos), tras imponerse este sábado en la final de los 100 metros de la reunión de Eugene, tercera cita de la Liga de Diamante, con un tiempo de 9.93 segundos.

Un tiempo que no sirvió a Bromell para arrebatar la mejor marca mundial del año -9.85- al keniano Ferdinad Omanyala, ni tan siquiera para rebajar su mejor registro del curso, los 9.92 que firmó el 12 de mayo en Ponce (Puerto Rico), pero que sirvió para al estadounidense para dar un golpe de autoridad.

Y es que el estadio Hayward Field, la pista que acogerá en poco más de mes y medio la cita mundialista, concitó este sábado a los mejore velocistas del momento, con la excepción del italiano Marcell Jacobs, el vigente campeón olímpico, que lastrado en su preparación por el viris intestinal que sufrió a comienzos de mes en Nairobi renunció a la cita.

Baja que no mermó un cartel de campanillas que otorgó un mayor mérito si cabe al triunfo de un Bromell, que necesitaba una victoria así, tras el fiasco que sufrió en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio en los que el estadounidense ni tan siquiera logró acceder a la final. Quizá por eso los gestos de alegría de Bromell al cruzar la línea de meta por delante de Fred Kerley, plata en Tokio, que con una marca de 9.98 concluyó segundo en una prueba en la que nadie más logró bajar de la barrera de los 10 segundos.

ELAINE THOMPSON LANZA UN SERIO AVISO A TODAS SUS RIVALES

La jamaicana Elaine Thompson-Herah, vigente campeona olímpica de los 100 y 200 metros, lanzó un aviso a todas sus rivales a poco más de mes y medio para le inicio de los Mundiales, tras imponerse con absoluta claridad en la final del hectómetro con un tiempo de 10.79 segundos. Una marca que permitió a la antillana aventajar en 13 centésimas a la estadounidense Sha’Carri Richardson, que concluyó segunda con una marca de 10.92 segundos.

Todo un mundo que dejó claro que Thompson-Herah se encuentra hoy por hoy varios cuerpos por delante de la gran esperanza de la velocidad estadounidense, que se perdió la cita olímpica tras dar positivo por cannabis.

No obstante, la jamaicana, que firmó su mejor registro del curso, no pudo arrebatar la primera plaza de la clasificación mundial del año a su compatriota Shelly-Ann Fraser-Pryce, que se decantó en esta ocasión por correr los 200, en los que se impuso con un crono de 22.41 segundos, que encabeza la tabla con los 10.67 que firmó el pasado 7 de mayo en Nairobi.

INGEBRIGTSEN MARCA DISTANCIAS CON CHERUIYOT

El noruego Jakob Ingebrigtsen, al igual que ocurrió en los Juegos de Tokio, volvió a imponerse al keniano Timothy Cheruiyot, tras imponerse con un tiempo de 3:49.76 minutos, la mejor marca mundial del año, en una milla en la que el nórdico siempre llevó el peso de la prueba.

En cabeza al entrar en la última vuelta Ingebrigtsen aceleró nada más sonar el toque de campana para adquirir una ventaja, que ni Cheruiyot, que finalmente se vio superado en la línea de meta por el australiano Oliver Hoare, segundo con 3:50.65, logró ya enjugar.

LA KENIANA FAITH KIPYEGON NO ENCUENTRA RIVAL

La keniana Faith Kipyegon, campeona olímpica en Río 2016 y Tokio 2020, dejó claro que a día de hoy no tiene rival en los 1.500, tras imponerse este sábado en Eugene con un tiempo de 3:52.59 minutos, la mejor marca mundial del año.

Kipyegon, que se estrenaba este curso en la distancia tras participar en Doha en la prueba de los 3.000 metros, rebajó en casi 9 segundos el hasta ahora mejor registro del curso, los 4:01.50 que la etíope Diribe Welteji firmó el pasado 7 de mayo en Nairobi.

Un ritmo que no pudo seguir ni la etíope Gudaf Tsegay, oro en los pasados Mundiales de Belgrado en pista cubierta, segunda con un crono de 3:54.21, ni la británica Laura Muir, plata en los Juegos de Tokio, que concluyó en la undécima posición a 12 segundos de Faith Kipyegon.

KEELY HODGKINSON BRILLA Y MICHAEL NORMAN SE REIVINDICA

La británica Keely Hodgkinson, vigente subcampeona olímpica, dejó claro que quiere subir un escalón en el podio en los próximos Mundiales, tras encadenar su segunda victoria consecutiva en la Liga de Diamante al imponerse en la final de los 800 metros en Eugene con un crono de 1:57.72 minutos.

Un tiempo que permitió a la joven atleta británica, de tan sólo 20 años, firmar la mejor marca mundial del año tras rebajar en 46 centésimas los 1:58.18 que tenía la estadounidense Allie Wilson, que sólo pudo ser séptima, tras una nueva demostración de control absoluto de la prueba.

El estadounidense Michael Norman parece dispuesto a resarcirse en los próximos Mundiales de su gris actuación en los Juegos de Tokio, tras imponerse este sábado en Eugene con una marca de 43.60 segundos, la mejor marca mundial del año. Un tiempo que no sólo permitió a Norman arrebatar la primera plaza de la clasificación mundial al campeón olímpico, el bahameño Steven Gardiner, que lideraba el curso con un crono de 44.22, sino rebajar en 32 centésimas el récord de la reunión en posesión desde el año 2000 de toda una leyenda como su compatriota Michael Johnson.

AREGAWI LE ARREBATA A CHEPTEGEI LA MEJOR MARCA MUNDIAL DEL AÑO

El joven etíope Berihu Aregawi arrebató menos de 24 horas después la mejor marca mundial del año en los 5.000 metros al ugandés Joshua Cheptegei, tras imponerse este sábado con un tiempo de 12:50.05 minutos. Siete segundos menos que el tiempo -12:57.99- que atleta ugandés, plusmarquista mundial de los 5.000 y 10.000 metros, firmó un día antes en esta misma pista del estadio de Hayward Field en una prueba montada para que Cheptegei asaltase su récord universal.

Una circunstancia que pareció espolear a Aregawi, cuarto en la final de los 10.000 metros en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, que no completó el tramo final de la prueba en solitario, hecho que no impidió al etíope, de 21 años, imponerse con el mejor registro del año.

CROUSER VUELVE A SUPERAR LA BARRERA DE LOS 23 METROS

Igualmente cerró la reunión con la mejor marca mundial del año el estadounidense Ryan Crouser, plusmarquista mundial de lanzamiento de peso, se convirtió en el primer hombre en superar este curso la barrera de los 23 metros, tras imponerse con un mejor intento de 23,02 metros.

Comentario

Principal productora de Eventos Deportivos de Alto Performance.

Contactos

© 2022 Tachira Eventos. All Rights Reserved. Made by EMC - Somos Conexión